Sobrevivir a la guardería


Sobrevivir a la guardería

(#MamaEnUniversidad IV)

 

Enrebozados

 

Acabo de vivir la semana que hasta el momento ha sido la más difícil de toda mi historia escolar y bien saben que la universidad no ha sido fácil, pues todo empezó cuando mi cuñada dijo que ya no podía cuidar al bebé… Llore pero que podía hacer? 

La Búsqueda

Encontrar guardería no es tan difícil en una ciudad como esta, pero elegirla entre las variables de costo, distancia y que sientas que tu bebé va a estar bien cuidado es de lo más difícil que hay en el mundo. 

La semana de adaptación

En realidad no hubo…. Lo llevé lunes y lloró, lo llevé el martes y lloró  más, lo llevé  el miércoles y lloró desde que entramos, lo llevé el jueves y al final del día el único comentario fue que bueno que ya llegó por el, ha llorado mucho y el viernes no fue mejor. Mi cabeza ha andado poco concentrada y mi corazón muy abrumado, el carácter de mi bebé tan alegre y confiado se ha tornado a enojado y obvio con angustia de separación que cuando estoy con él ni al baño entro sola.

Consolar dos corazones

Cada vez que vuelvo por el se aferra con todo su cuerpecito a mi, está tan cansado que solo quiere dormir mientras s0llosa y suspira. Yo lo pongo en el fular y así desde que llega a mis brazos no lo dejo hasta llegar a casa donde aun pasará mucho tiempo en mis brazos y pecho, así es hasta que se siente un poco más tranquilo y se pone a jugar, claro si que yo me pierda de vista. 

Llorar sin lagrimas

Es así como describen el llanto de mi bebe y es que así llora cuando esta enojado, si este es uno ciclo  de duelo la siguiente semana será muy triste.    

Muy Apegado a Mamá

Así me dice la directora que cada mañana dedica un buen rato a consolarlo prometiendo que yo volveré, dice así pasa cuadro están muy apegados a mamá. Lo dice como una explicación lógica, yo no me siento juzgada ni mal porque lo reconozca porque al fin y al cabo es verdad y es que durante 12 meses me he dedicado a vincularme con mi bebé y no me arrepiento, se con este vínculo fuerte podremos pasar esta difícil etapa. El vínculo primario que se crea será  la base de comunicación y de su seguridad personal que también lo llevará  a ser un adulto seguro y capaz de seguir sus sueños.

La culpa

En realidad siento enojo de no poderlo llevar a clases, me siento triste de escucharlo llorar y culpable solo un poco porque  ningún hijo se merece vivir bajo la sombra de culpa de los padres (la culpa es mala consejera) así que sigo haciendo mi trabajo de mamá lo mejor que puedo, lo cargo en el fular, le doy leche y estoy con el justo como lo hacía antes, lo importante es no desvincular cuando estamos juntos. 

La triste espera

No nos queda más que esperar cada día a volver a enrebozarnos en el fular y esperar a que esto pase y de pronto un día sienta el cariño de sus misses y se sienta seguro se quiera ir con ellas y vuelva a confiar en que yo volveré.  
Yen Soto
sigueme en

Yen Soto

Primero mamá, luego experta. Soy Yen Soto y desde hace 5 años soy un mamá enamorada de mi familia y los fulares. Empecé a portear a mi primer hija mayor recién nació hace 7 años y hace 6 comencé a compartir el porteo en forma virtual y familia a familia, quiero enrebozar al mundode dos en dos
Y lo demás ya se los contaré en el blog... bienvenidos!
Yen Soto
sigueme en

4 Responses so far.

  1. Isabel dice:

    QUE TRISTE YEN! NO PODRÍA IMAGINARME DEJAR A MI HIJA LLORANDO EN UN LUGAR SIN MÍ. TE MANDO UN FUERTE ABRAZO CONSOLADOR! MUCHO ÁNIMO!

  2. Gloria dice:

    Hola, en unos meses deberé dejar a mi nena en una guardería, a la fecha, no deja que nadie la cuide más que mi esposo o yo, de otra manera es un llorar.

    Estamos muy apegada a, mi nena tiene 7 meses
    Me aterra la idea de que en algún momento la tendré que dejar

Y tu que opinas?

%d bloggers like this: