Un día desastroso de una mamá cansada


Les comparto una carta que escribí para mis hijas y para cualquier madre que se sienta identificada… Un día desastroso… un día como muchos otros. mamacansada 11pm y a penas logré sentarme frente al monitor, falta menos de una hora para que mi cuerpo reclame descanso, y ustedes mis pequeñas duermen desde hace un buen rato en mi cama, acabo de entrar a ver que ocupan toda la cama y he sonreído de satisfacción y paz al escucharlas respirar mejor que anoche. La paciencia me ha faltado hacia el final del día en que mi trabajo en casa ha sido poco notorio y bastante efímero. Tardé más en preparar la cena que una en devorarla y la otra en rechazarla… Hoy tenía planes como ningún otro día, de tomar un espacio para mí, de salir con amigas y relajarme, y me imaginaba volviendo de dicha reunión con calma y alegría de que no acababa tarde para poder jugar con ustedes y regresarles una mamá mas paciente con la pila llena. Sin embargo y sin buscar culpables, las circunstancias fuera de control me recordaron que solo soy una humana y que no por mucho planear estaré exenta de contratiempos. Mientras me secaba las lagrimitas de frustración (ya saben que desde que estoy esperando a bebé #3 lloro por TODO) y trataba de resignarme al cambio de planes, escuché una voz que me decía: -Pero querías ser madre… aguántese ahora. Por un momento casi le creo! Pero decidí callarla y escucharme a mí misma, y no a esa voz colectiva de cánones establecidos para la “maternidad perfecta y voluntaria” Porque estoy segura de qué sí uno se diera cuenta de los muchos días de planes “arruinados” antes de ser madre lo pensaría dos veces antes de elegir la maternidad, pero casi nunca sucede así y que bueno porque al no haber elegido con todo el conocimiento no podemos ser culpables de cada centímetro de nuestra vida como madres y que liberador es saber que no teníamos que saber todo para ser buenas madres, aun con todos los imprevistos y el enorme salto a lo desconocido decidimos ser madres y ser las mejores madres posibles, porque en mi andar hasta hoy no he conocido mujer que no quiera ser la mejor madre posible y algunas se pasan hasta lo imposible! Entonces acepté que no sabía que este plan se arruinaría que nada tenía que ver con mi decisión de ser madre. Respiré profundo y continué con lo que estaba haciendo, pero sin la carga de amargura que con lleva el “aguántese”. Yo elegí ser madre por la dicha de crear, no por sopesar la cantidad de cosas que saldrían bien o mal. Pasó el día con la mejora de su salud mis pequeñitas, cada vez escuchando mas ruido y desorden, pero seguí con mi atrasada tarea de limpieza general en la cocina (cosa que aun no termino) con muchas pausas una de ellas para escuchar de Tam que Soy la mejor mamá del mundo! Cuando me abrazó contenta por proponer usar los adornos típicos del mes de septiembre en su cuarto (que eran para la escuela, pero que ya no pudimos llevar). Y así se fue el día en ires y venires llamándolas a ayudar y a comer y ustedes llamándome a ayudarlas y a jugar, con mi paciencia ya gastada y con su cansancio ya manifestado, les pedí muy seria que arreglaran sus cajones de ropa y me quedé revisando que todo quedará ordenado aunque mi cuerpo quería salir de su habitación, su papá (Sr Marido) me cuestionó como a veces suele hacerlo: -Es esta una buena hora para acomodar cajones…? Obvio la respuesta era NOOOO pero instí y con su buena disposición lo hicieron y yo con semejante pregunta en la cabeza me debatía entre los buenos hábitos y mi imprudencia de pedir algo cuando ya las tres estábamos tan cansadas. Quizás me equivoqué, pero los cajones serán una preocupación menos mañana jeje… Y nuevamente la lección de hoy: – Yo elegí ser madre por la dicha de crear, no por sopesar la cantidad de cosas que saldrían bien o mal.
Ya mañana será otro día, con poco sol por el clima en esta ciudad, pero que importa si el color de la felicidad esta en el sonido de su risa… una risa que antes no existía.
saytamyyo 5 abrazos colmados de besos para cada hija mía que me muestra el camino de la maternidad paso a paso y 5 mas para Sr. Marido que me acompaña y me pregunta porque sabe que es mejor preguntar que responder y 5 mas para toda madre que se sienta identificada en los días desastrosos y de gran cansasncio.
Yen Soto
sigueme en

Yen Soto

Primero mamá, luego experta. Soy Yen Soto y desde hace 5 años soy un mamá enamorada de mi familia y los fulares. Empecé a portear a mi primer hija mayor recién nació hace 7 años y hace 6 comencé a compartir el porteo en forma virtual y familia a familia, quiero enrebozar al mundode dos en dos
Y lo demás ya se los contaré en el blog... bienvenidos!
Yen Soto
sigueme en

Latest posts by Yen Soto (see all)

Etiquetas: , ,

2 Responses so far.

  1. […] dicho a veces escribimos de lo dura que puede ser algunos días ( click en el      link para leerlo) pero hoy quiero escribir de lo que mas disfruto de ser […]

  2. […] eternidad para que llegue la hora de dormir… (ustedes me entienden) Siempre he dicho lo que hace difícil la maternidad al principio es que los bebés cambian sus ciclos muy rápido, por un lado escuchamos que la rutinas […]

Y tu que opinas?

%d bloggers like this: