Lactancia Materna: Mamá primeriza y bebé con frenillo corto

Sorteando obstáculos

 

Cuando ves a una madre lactando a su bebé, ¿En qué piensas?

Antes de ser madre para mí era lo más normal y bonito
y hasta ahí, pero es que a simple vista no nos percatamos de todo lo que hay detrás, como el dolor
que hubo al iniciar o cualquier desafío que haya presentado esa madre para lograr que uno, al verla, piense que es lo más natural. Y cuando estas de este lado, del lado de ser la teta… te lo hayan platicado o no, te hayas preparado o no, como me paso a mí, puede parecerte complicado y frustrante, por suerte, tuve el apoyo de mi tribu y mi amado esposo que me animaron a no desistir.

 

La primera vez que mi pequeña tomó mi pecho sentí extraño…, claro que era una sensación nueva, pero me maravilló
el darme cuenta de que ella sabía exactamente qué hacer para sobrevivir, nadie se lo había dicho, no había visto a nadie hacerlo y nunca lo había hecho antes, es una información que ella trae de generación en generación, un sentido de supervivencia nato.

Y tal como ella se aferraba a ese instinto, que incluso con solo ponerla sobre mi tórax ella iba buscando mi pecho hasta encontrarlo, yo me aferre a ese acontecimiento, a ese saber de qué yo soy su fuente de vida
tal como ella, es ahora mi fuente de fortaleza.

No obstante todo en esta vida es un proceso de adaptación que requiere ensayo y error… empecé a sentir dolor
cada vez que la amamantaba, luego me encontré una perla de leche, y algunas heridas, quizás fue que comenzamos a descuidar la posición, quizás su boquita tan pequeña no me sujetaba bien y el frenillo lingual corto no le permitía hacer na succión constante ( cosa que me entere después por medio de una asesora de La Liga de la Leche ) Llegué a sentir miedo cada que llegaba el momento de darle de comer, y literalmente lloraba del dolor. Cada sensación me parecía muy dolorosa, pero tanto mi partera como mi hermana y mi madre me animaban a continuar, resolvieron mis dudas
pacientemente por más repetitivas que fueran y me daban esperanzas de que llegaría el momento en que no sentiría nada, que a los tres meses ambas ya seríamos expertas en este arte.


En la foto:La posición ideal para amamantar a un bebé con frenillo corto es en diagonal, el fular da soporte y mantiene la posición.

Y como siempre hay una luz
al final del túnel, ésta no fue la excepción, finalmente me informé de algunos ejercicios que nos ayudarían a q mi bebé abriera más y mejor su boquita para corregir el mal habito. Hemos ido sorteando cada desafío con la ayuda de mujeres que ya han pasado por este camino, que han tenido dificultades al inicio de su lactancia pero que lo superaron, y ahora dan ánimos a mí.

 

Requirió un esfuerzo constante
a base de ensayo y error, ejercicios y estimulación, pero hoy en día puedo decir que ha valido la pena, que disfruto darle su lechita a libre demanda, que me duele tener que dejarle un ratito para trabajar pero sé que está bien cuidada por seres amados que respetan nuestra decisión de alimentar a libre demanda y con leche materna exclusivamente. Así que al volver por ella es nuestra forma de vincularnos, de sentirnos cerca, pues durante 9 meses fuimos una misma.

Aun no soy experta y seguimos corrigiendo el agarre y la posición de vez en cuando, sin embargo el dolor se ha ido y ha sido sustituido por el placer.


Y si pudiera dar un consejo a las futuras madres, seria este: infórmense bien antes de que llegue su tiempo de amamantar, y tengan mucha paciencia porque siempre hay una solución para cualquier obstáculo con la lactancia, y nuestros pequeñitos lo valen todo.

Dánae

IG @fisio_mom

2 Respuestas

  1. Hola!!!

    Me gustaría saber cuáles ejercicios hacías con tu bebé para que abriera bien la boca al amamantar.

    Gracias de antemano.

    1. Hola la autora de este post es la Fisio terapeuta Danae Hernandez puedes pedirle una consulta on line a tra ves de sus redes sociales
      Instagram @Fisio_mom y tambien en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acceso a distribuidoras Seahorse baby

Hablar con una Asesora
Hablar con una Asesora