Mamá en Universidad: Nadar contra corriente

Mamá en Universidad FIN!

salmon

Las clases llegaron a su fin en medio de un conflicto llamado #paro, lo que nos dio una semana de respiro y dos semanas de angustia y estrés total, tal como estaba previsto de cualquier forma pero con la incertidumbre de que abrieran las puertas de la universidad y pudiéramos regresar a esa aula en un cuarto piso con esas escaleras casi interminables, que hacían que cada día al asistir fuera literalmente nadar contracorriente.

Nadar contra corriente

Nadar contra corriente, es una elección que uno toma cuando toda expectativa de éxito es casi nula y en realidad no sé si se vuelve hábito o vicio pero es recurrente una vez que uno pisa esas aguas de encuentro de corrientes frías y cálidas, porque es la convergencia de estas dos opuestas lo que genera el fabuloso nado contracorriente del salmón, sin ellas el salmón sería un pez más.

Corrientes Frías

Pues bien aún recuerdo los consejos no pedidos, no solicitados y no sé qué tan bien intencionados sobre mi primera decisión de casarme sin haber terminado la carrera y mi segunda decisión de impacto: traer a Say al mundo sin haber terminado la carrera (y esta va pegada con la decisión de parto en casa) pues bien las palabras duelen y es difícil soltarlas, pero todo llega a un fin y este es momento de soltarlas y dejar que pasen. Mientras abrazo a mis tres hijos y recuerdo las corrientes cálidas me impulsaron a seguir a delante.

Corrientes Cálidas

Estas son las cosas buenas que me pasaron para que el éxito sucediera, en realidad se puede llamar de varias formas: familia, equipo, amigos, backline, red de apoyo… o con sus nombres de roles: Marido, hermanas, suegra, cuñada, madre, padre,suegro, amigas, compañeros, hijos y muchos otros ángeles momentáneos, y también tienen nombres personales que nunca olvidaré. Si el tiempo de universidad si midiera en las horas que ellos invirtieron, el tiempo alcanzaría para varias carreras!

#MamaEnUniversidad

Hoy estoy aquí como la prueba que se requiere más que fuerza de voluntad para llegar al éxito, se requiere un equipo humano con quien contar.


Creo que la palabra gracias se quede corta para describir lo que significaron para mí los pequeños y grandes sacrificios de cada persona que me ayudó a nadar contracorriente.

EL Éxito de #MamáEnUniversidad en un gran logro para mí y un pequeño avance en un mundo mejor, donde la maternidad retoma su orden divino y la madre deja de ser un ser inalcanzable de lo que debería ser la madre perfecta, las madres necesitamos ayuda todo el tiempo: con cualquier cosa o con todo, para lograr todo y contribuir de la mejor forma en que siempre se ha hecho: criar hijos (naciones).


3 Respuestas

  1. Maravilloso texto, Yen, tus logros son un aliciente para todas las mujeres que son madres, una invitación a darse cuenta de que los límites son auto impuestos. Eres una mujer realmente admirable, es un orgullo conocerte. ¡Felicidades!

  2. AMOR MIO,SOLO SE QUE LO LOGRARÍAN, TOMASTE EL CAMINO MÁS LARGO Y DIFÍCIL, PERO NUNCA DUDÉ QUE LO LOGRARÍAN. AHORA DEBES CONTINUAR HASTA LOGRAR TU TÍTULO LO PESADO DURO Y DIFÍCIL CREO YO QUE YA PASÓ PERO NO TE CONFÍES NUNCA Y DA UN PASO A LA VEZ. PERSEVERA EN LOGRAR TUS OBJETIVOS COMO HASTA AHORA. TE AMO Y SE QUE LOGRARÁS TODO EN LO QUE SIGAS PONIENDO TODO TU EMPEÑO PERO SOBRE TODO TU CORAZÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *