Cómo evitar dolor de articulaciones en el embarazo

Embarazo Saludable.

flickr IMG_6336

Hola aquí vamos comenzando el segundo trimestre 16 semanas cumplidas y una pancita traviesa que ya no cabe en los jeans talla 7.
Es cierto que todo el embarazo, me da mucho sueño pero ha disminuido un poco y eso lo agradezco mucho, los mareos también están pasando y nauseas pues de ellas casi no supe y asi espero seguir, sobre antojos no puedo escribir mucho ya que dejar de tenerlos es para mi señal casi inequívoca de estar embarazada, jejeje.
Lo que sí es nuevo es que me duelen las articulaciones!! ¿Les ha pasado? Justo en la semana 14 empecé con molestias en las rodillas y ya se ha extendido a casi todas las articulaciones de mi cuerpo, y para todas aquellas que les está pasando escribo este post.

Durante el embarazo el cuerpo femenino cambia para gestar vida y preparase para el gran día del parto.

Así que una de las características del segundo trimestre es la alta producción de relaxina, una hermosa hormona encargada de hacer más flexibles las articulaciones que permitiendo que los huesos de la cadera y ligamentos tengan mayor elasticidad, esto para facilitar el alumbramiento.
Por otra parte el rápido aumento de peso y la retención de líquidos durante el embarazo pueden hacer que actividades cotidianas como subir escaleras produzcan que las fuerzas sobre las articulaciones puedan aumentar un 100% como lo explica M. J. Strauhal en su capítulo dedicado al ejercicio terapéutico obstétrico que estoy estudiando del Manual de Ejercicio Terapéutico.

Después de un poquito de teoría sobre la fisiología de los cambios gestacionales, les cuento que hice para aminorar las molestias y ayudar a mi cuerpo a adaptarse: Ejercicio!
Si y como ya se los había contado antes, no es que yo sea súper “fitness mom”, solo me gusta usar el conocimiento a mi favor y resulta que hay ejercicios específicos que ayudan a que nuestro cuerpo se adapte mejor a los continuos cambios
Los ejercicios son movimientos circulares con cada articulación al levantarme (desde cuello, brazos , torso y cadera, rosillas y tobillos) y ejercicios de relajación cuando los necesite (para espalda y cadera), esto no te lleva más de 15 minutos pero si tienes 15 más para caminar pues que mejor!
Para ilustrarlos les dejo un link y una imagen que tiene una guía sencilla para realizarlos, si ya estan asistiendo a un curso psicoprofilactico o de preparación para el parto como los que se imparten en Centro Lumine la rutina te la enseñará tu instructora.
Recuerden que siempre hay que consultar al especialista para que nos indique una rutina personalizada sobretodo si tenemos antecedentes con padecimientos crónicos.

articulaciocollagr

5 abrazos enrebozados
YeN Soto

Gracias a:
IMG_6336 por la foto 1 de este post
Crecer feliz por la imagen 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *